domingo, 21 de agosto de 2011

Entre tus brazos

Y es ese momento en el que me siento más feliz. Cuando estoy entre tus brazos y puedo sentir el calor que desprenden junto a mi cuerpo, cuando me coges como si no me quisieras soltar nunca, como si tuvieses miedo a perderme para siempre. Hace que me sienta estar protegida de cualquier mal que se aceche en el mundo, como si tuviera un escudo delante y nada ni nadie me pudiera hacer daño. Al fin y al cabo, estoy contigo, ¿Qué me podría pasar?





No hay comentarios:

Publicar un comentario